Reseña de Jose Luis Palacios Gómez – Intellectum valde ama

Reseña de:

Rafael A. LAZCANO GONZÁLEZ (Ed.) INTELLECTUM VALDE AMA – AMA INTENSAMENTE LA INTELIGENCIA (SAN AGUSTÍN, EP. 120, III, 13, 4). HOMENAJE AL PROFESOR OCTAVIO UÑA JUÁREZ, CATEDRÁTICO DE SOCIOLOGÍA Y FILOSOFÍA, ESCRITOR Y POETA. Pozuelo de Alarcón (Madrid): Rafael Lazcano Editor. 2019. 2035 pp.

Terminaba el año 2019 cuando nos reunimos en el Ateneo de Madrid unas centenas de amigos, compañeros y discípulos del profesor Octavio Uña para triburtarle un merecido reconocimiento en la presentación de un extensísimo libro que, con tres volúmenes y más de dos mil páginas, expresaba el homenaje con que queríamos celebrar su larga y rica trayectoria en la Universidad y en el mundo de la cultura: Intellectum valde ama. Primorosamente editada por Rafael Lazcano, la obra responde ciertamente al célebre aforismo agustiniano («Ama Intensamente la inteligencia») y alberga un abigarrado elenco de varios cientos de contribuciones de variado contenido, distribuidas en nueve apartados temáticos, que de alguna manera se hacen eco de los múltiples campos del saber, el sentir y el hacer en los que el homenajeado ha recalado a lo largo de su dilatada singladura vital: su actividad docente e investigadora en la Filosofía y la Psicología, la Ciencia Política y la Sociología, el Derecho y la Economía; la gestión institucional y la edición libraria, la dinaminazación cultural y el mecenazgo; las actividades promotoras de la comunicación y el lenguaje; y, destacadamente, la Poesía.

Catedrático de Filosofía en su primera etapa docente, y de Sociología después en tres universidades españolas, en las que también desempeñó como director de departamento, profesor visitante en numerosas universidades extranjeras, la labor pedagógica de Octavio Uña es difícil de resumir en unas pocas líneas. Variadas asignaturas impartidas, numerosas investigaciones desarrolladas, decenas de tesis dirigidas, cursos de doctorado, innúmeras conferencias citadas,… Una densidad y una intensidad docente tan dilatada como señera, de la que en las primeras páginas de Intellectum valde ama se da cumplida cuenta para aquellos que no la conozcan con mayor detalle y quieran asombrarse de la incansable actividad de este profesor universitario. Más aún si a la cuenta docente se añaden su actividad investigadora y una producción intelectual que abarca una veintena de libros y más de un centenar de artículos en revistas científicas.

Capítulo aparte merece la vertiente poética de Octavio Uña, que corre paralela a la académica desde siempre y que se exhibe en texto y poemarios que al menos de 1976 (Escritura en el agua) nos han hecho vibrar con el verbo profundo y rotundo de sus compases líricos, en los que con frecuencia resuena la Castilla dura, luminosa y eterna que tan preciosamente evoca (Castilla, plaza mayor de soledades). A los amantes de su poesía y a los que quieran descubrirla, no puede dejar de recomendárseles su Iluminaria, publicada en 2017, un compendio de su obra poética que nos acerca a sus mejores textos.

Únase a todo lo anterior, tan escuetamente señalado, su papel insustituible como impulsor de la Asociación Castellano-Manchega de Sociología (que en 2019 alentó su 24º Congreso de Sociología, internacional desde 2015), de la que es presidente, y de la Revista Castellano-Manchega de Ciencias Sociales Barataria (que publicará en 2020 su número 27), que dirigió desde su fundación en 1998 hasta 2016, y se advertirá, siquiera aproximadamente, el alcance de la obra del profesor Octavio Uña en su expresión multifacética.

En este libro-homenaje Intellectum valde ama, tan atributado como interesante, se reúnen autores de muy diversa precedencia: profesores, juristas, sociólogos, economistas, filósofos, gestores y administradores públicos, poetas y escritores, que con frecuencia son colegas profesionales, muchas veces son discípulos y casi siempre son amigos. Que desde tan variopintos ámbitos concurramos en un mismo texto en torno a una misma persona da noticia indudable de la calidad del hombre y del maestro. Son tantos los que participan en el libro a lo largo de los tres volúmenes que resultaría excesivo y tedioso mencionarlos a todos, e injusto y forzosamente parcial mencionar solo a algunos. Baste decir que entre ellos los hay egregios y afamados, al lado de los menos célebres pero igualmente dignos y animosos, y que todos han aportado unas páginas en las que ha vertido algo apreciable de su oficio y también de us estima por el homenajeado. Para aquellos interesados en los aspectos de las historia vital del profesor Uña, unas docenas de semblanzas les permitirán aproximarse a su andadura más mundana y, en ocasiones, más íntima; para los que quieren conocer más de cerca su faceta poética, otras tantas contribuciones; para quienes deseen saber de su labor académica a través de los textos de colegas y discípulos, más de un centenar.

Intellectum valde ama es una obra con una vocación totalizante. Permite al lector aproximarse a una figura relevante de la vanguardia intelectual española contemporánea y ofrece una muestra representativa del alto nivel alcanzado en las Ciencias Sociales de nuestro país. Entreteje perspectivas, visiones libres, laboriosas, calificadas y sugestivas de muchos y diversos autores. Es variada y poliédrica, sin seguidismos escolásticos ni enfoques prefijados. Es, de algún modo, reflejo del estilo intelectual en las percepciones del mundo social y abierto en sus interpretaciones, y marcadamente humanista en la óptica con la que contempla los fenómenos estudiados. Los cinco últimos capítulos del libro, que se extienden por casi mil quinientas de sus páginas, albergan los trabajos teóricos y empíricos de más de cien autores de distintas nacionalidades e instituciones. Enmarcados en grandes áreas temáticas (sociología de la literatura, sociología del conocimiento, de la cultura y la comunicación, sociología de la educación, teoría sociológica, economía, empresa y relaciones laborales, gestión pública, ciencia política), se detienen en un heterogéneo conjunto de cuestiones, algunas generalistas, otras muy concretas, y siempre interesantes y actuales o, en todo caso, no periclitadas. Entre ellas se abordan asuntos como la modernidad, la globalización, la robótica, la inmigración, el federalismo o la integración social, al lado de otros como el liderazgo, la igualdad jurídica y laboral, la gestión del conocimiento, el lenguaje publicitario o las redes sociales. Y no faltan tampoco aportaciones que una vez más nos conectan con Max Weber, David Ricardo o Juan de Mariana. Una miscelánea abundantísima, sugestiva, plena de cuestiones palpitantes, casi prodigiosa en su pluralidad, que sin embargo no satura, no apabulla, pues concede al lector, entre tantas opciones, el privilegio de escoger y demorarse en las que perciba más próximas, o más raras, o simplemente más apetecible, sin otra restricción que su apetencia.

La obra, en suma, no solo es la expresión material del homenaje dispensado a Octavio Uña en merecido reconocimiento de su persona en todos los órdenes, sino una suerte de pieza coral de académicos, escritores y especialistas de las Ciencias Sociales y las Humanidades. Muy diversa en sus contenidos, pero de alguna manera armónica, articulada sobre el propósito de ofrecer al lector una panorámica rica y variada de esas disciplinas y saberes, en precisa correspondencia con el talante y el trabajo intelectual del homenajeado. Si alguna vez un texto de dos mil páginas ha merecido un espacio en nuestra biblioteca para gozar de su lectura y para que nos recuerde simbólicamente el valor al que alude, sin duda es esta.

Madrid, 17.04.2020

José Luis Palacios Gómez

Sociólogo de la Administración Local del Estado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: